Diseñadora Web Freelance WordPress | Creativa - Madrid | Cómo Ampliar un E-Commerce
8883
post-template-default,single,single-post,postid-8883,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,,qode-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Cómo Ampliar un E-Commerce

Cómo Ampliar un E-Commerce

  |   Diseñadora Web, Marketing Online, Negocios, WordPress   |   No comment

Un modo de desarrollar un e-commerce es ampliar el propio negocio, el espacio del mercado definido por producto, cliente y zona. Hay 3 posibilidades de ampliación:

 

  • Ampliar a productos complementarios: incorporar productos que se utilizan conjuntamente con el actual, o ampliar la gama de productos actual. Se venden a los mismos clientes, en la misma zona, posiblemente para la misma aplicación. Por ejemplo, con la pasta de dientes se puede vender el cepillo. O, además de papel normal, se puede vender papel reciclado.

 

  • Ampliar a otros segmentos de clientes: otro tipo de empresa, otra aplicación, otra necesidad. Probablemente habrá que adaptar el producto, el canal de venta y el discurso. Por ejemplo, se puede vender pienso para animales domésticos, y ampliar a animales de granja. O se puede vender máquinas de oficina, y ampliar a máquinas industriales. Hay que ir con cuidado, para que el nuevo segmento no afecte negativamente al negocio actual. No debe llevarse clientes a productos menos rentables, ni debe menoscabar la imagen de la marca. Por ejemplo, Louis Vuitton no tiene una segunda marca de moda económica, solamente tiene marcas de lujo.

 

  • Ampliar a otras zonas geográficas: exportar. Si un producto funciona bien en el mercado doméstico, probablemente funcionará bien en otros mercados. Pero habrá que adaptarlo al nuevo mercado: es más fácil entrar en mercados que nos son próximos culturalmente. Cuanto más diferente sea el nuevo mercado, mayores serán las adaptaciones al producto, y mayor el riesgo. Por ejemplo, desde España, exportar a Francia es razonablemente fácil (por la proximidad). Exportar a América Latina puede ser fácil (por una cuestión cultural). Exportar a China, en cambio, es mucho más difícil.

 

Hemos definido 3 direcciones en las que se puede ampliar el negocio (en contrapartida a profundizar en él, que es la 1ª opción). El nuevo negocio se puede mover en 1 o más direcciones a la vez, pero cuanto mayor sea el cambio, mayor es el riesgo: si entramos en un mercado nuevo, con un producto nuevo y para un público diferente, lo que aprovechamos del negocio actual es mínimo.

 

 

 

AUTHOR - Estefanía Córdoba

No Comments

Haz un Comentario