Diseñadora Web Freelance WordPress | Creativa - Madrid | Trucos visuales y los “seductores encubiertos”
11158
post-template-default,single,single-post,postid-11158,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,,qode-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 
Trucos visuales y los "seductores encubiertos"

Trucos visuales y los “seductores encubiertos”

  |   Diseño Web Creativo, Landing Pages   |   No comment

Es mucho lo que se ha escrito sobre creatividad en el ámbito de esta profesión que, día a día, se esfuerza más que ninguna otra por encontrar ideas nuevas que, mediante textos o imágenes, capten la simpatía y el interés de millones de personas. Sin embargo, no está todo dicho, hay más todavía.

El calificativo de “seductores encubiertos“, con el que a menudo se presenta a los acróbatas de las ideas que trabajan en las agencias de publicidad o diseñadores creativos freelance, se desvanece tan pronto como se descubre que estos profesionales no trabajan en absoluto de modo encubierto, sino que lo hacen abiertamente y con un nivel de exigencia elevado, en busca incesante de ideas que despierten en nosotros (el público) ese pequeño aplauso interior, inaudible pero lleno de admiración.

Este es el arte que puede lograr por ejemplo que una landing page resulte tan divertida…, tan atractiva.., y, al mismo tiempo, tan efectiva.
A veces, la inspiración está en unas palabras que nos divierten, que nos despiertan o que nos llenan de curiosidad; otras veces, en imágenes, representaciones de objetos. En algunas ocasiones el quid es un especie
de energía desconocida que une imágenes y palabras, y que construye, a partir de ambas, una relación sorprendente.

En otros casos se trata de imágenes extravagantes, extrañas, enigmáticas, imágenes falsas, imágenes imposibles que se precipitan sobre nuestros ojos, se apoderan del cerebro y viajan a toda velocidad a través de las sinapsis: la respiración se entrecorta, nos sentimos irritados, nos detenemos, algo no funciona, estamos ante un enigma que hay que resolver.
Y al mirar de nuevo, el enigma se resuelve, la solución nos alivia, nuestro estado de ánimo mejora, nos relajamos…, estamos salvados.

Las imágenes que logran esto son imágenes mágicas, encantamientos, trucos visuales.

Y los creativos capaces de crear este tipo de imágenes son grandes magos, son los seductores del mundo de la comunicación. Son artistas conocedores de secretos que durante mucho tiempo han permanecido ocultos a los demás… hasta este momento.

A partir de ahora, todos esos trucos visuales los recogeré en este tag, y los expondré y explicaré ordenadamente, como si fueran pequeños insectos en expositores de cristal.

Así, pues, nos encontramos ante un trabajo que hace de la evidencia algo evidente y manifiesto, de la percepción algo perceptible y empírico, y de las imágenes originales algo comprensible tanto a priori como a posteriori.

Ahora podrás estudiar los trucos visuales. Esta exposición de los secretos que se esconden tras ellos se la debemos a un diseñador llamado Uwe Stoklossa, que ya de adolescente mostraba su descontento por tener que inventar ideas cuyo origen no se podía estudiar.

El conjunto de libros que intentó explicar de un modo científico y detallado los mecanismos y fenómenos de la vista no fue suficiente para él. Por este motivo, buscó material visual. Así preparó su tesina de diseño de la comunicación que, por su orientación científica, resulta poco habitual los fenómenos de la percepción.

Uwe quería llegar a la base misma del secreto y así lo ha hecho. Ha seguido todas las pistas con la precisión de un investigador policial.

Su tesina se convirtió en una especie de tesis doctoral. El trabajo se titulaba Ich sehe nichts, was du nicht siehst [No veo nada que tú no veas] y al final era tan claro, legible, interesante e instructivo que su profesor Thomas Rempen Dusseldorf y Essen no pudo evitar presentarlo a la editorial Hermann Schmidt, de Maguncia.
El resto es un año y medio más de trabajo.
Uwe Stoklossa no ha dejado de buscar, coleccionar, analizar, diseccionar, copiar, guardar, seleccionar y ordenar.

Todos los trabajos expuestos son ejemplos de la competencia entablada entre marcas y objetos. Porque en esta profesión, como en ninguna otra, se pretende que un diseñador creativo sea como un mago que no solo logre que el público se haga la imagen adecuada de un objeto, sino también una imagen sorprendente, nueva y fácil de retener. Una imagen que determine la diferencia.
Trucos visuales es un compendio único en su clase. Resulta idóneo para investigar, curiosear y estudiar. Es una obra que se convierte en lectura ineludible de aquellos directores de arte que, día a día, persiguen una idea sorprendente, quizá incluso un truco visual.

Esta obra ayudó a crear un nuevo contexto para la fuerza irresistible de las ideas y las imágenes (literalmente) increíbles, para su calidad y su energía creativa.
La variedad de ejemplos presentados en cada una de las categorías muestra lo que todavía es posible.

Yo ya lo digo, que el ojo precede al entendimiento. Que lo paséis bien hojeando y leyendo los posts de este tag que próximamente irán creciendo.

AUTHOR - Estefanía Córdoba

No Comments

Haz un Comentario