Diseñadora Web Freelance WordPress | Creativa - Madrid | La mejor promesa de una landing page
11581
post-template-default,single,single-post,postid-11581,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_updown_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,,qode-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

La mejor promesa de una landing page

La mejor promesa de una landing page

  |   Landing Pages   |   No comment

«Cómo te declaraste a tu novia?», le pregunté a otro diseñador de landing pages en un seminario de publicidad. Lo hice tras escuchar sus enérgicas quejas porque, según él, las landing pages se solían basar en exageraciones muchas veces no demostrables.

 

Del flechazo de Cupido a las claves del romance

Le pregunté sobre su declaración de amor por varios motivos. El primero de ellos es porque soy una gran defensora de la publicidad emocional: .
Y una declaración de amor puede ser una excelente landing page que apele a las emociones del receptor. ¿Quién no ha prometido alguna vez, a su pareja que la convertirá en la persona más feliz del mundo?
Objetivamente, es evidente que se trata de un difícil cometido, entre otras cosas porque sólo puede haber una persona que sea «la más feliz del mundo», y ya es casualidad que sea precisamente nuestra pareja. Y que lo sea, además, gracias a nuestros méritos y virtudes.

Pero seducir requiere esas gotas de pasión y de utopía. Y yo nunca podría acusar a ningún enamorado de haber mentido prometiendo la felicidad absoluta, si era éste el dictado de su corazón.

 

Apelar a la emoción en la landing page

Mentir o manipular sería otra cosa, como alardear de tener un sueldo o una posición social determinada cuando no es cierto.  Pero apelar a la emoción y recurrir al sensacional “contigo al fin del mundo”, es un arma de seducción que nos hace a todos la vida mucho más agradable.
«Qué feliz serás conmigo» es un argumento mucho más atractivo y contundente que “mira qué guapo soy”, aunque objetivamente pueda ser mucho más demostrable lo segundo que lo primero. Una landing page debe hablar al usuario, prometerle algo, seducirle. Ir más allá de la realidad.

 

Promesas al usuario

Diciendo «mira qué guapo soy» hablamos del producto. Prometiendo «qué feliz serás conmigo» hablamos al usuario del beneficio que obtendrá con él, y eso es siempre preferible.
La publicidad es la Celestina que pone en contacto producto y consumidor, procurando que se produzca el flechazo. Y una buena Celestina conoce al novio y a la novia, efectivamente, pero desarrolla todo su trabajo en la estrategia para encontrar el punto de confluencia, el nexo de unión. Para acercar uno a otro.
En eso estamos nosotros a estas alturas del proceso de una landing page más efectiva. Conocemos al novio y a la novia, al producto y al consumidor, las ventajas de uno y las necesidades del otro. Pero necesitamos que algo se mueva. Nuestra estrategia es, simplemente, acercarlos.
No entraré ahora a definir las grandes teorías del marketing, pero sí juzgo oportuno recordar que se trata de tender un puente entre una y otra orilla del río. El precio, la distribución, la promoción de ventas, la propia landing page, serán el hormigón o los troncos para construir el puente.

 

 
Pero su arquitectura de la landing page vendrá definida y condicionada por nuestra estrategia: el arte de tener el producto o servicio adecuado para un grupo de consumidores preestablecido, al precio adecuado y con la adecuada landing page y promoción de venta.

 

 

AUTHOR - Estefanía Córdoba

No Comments

Haz un Comentario