Diseñadora Web Freelance WordPress | Creativa - Madrid | Los 6 elementos de una Landing Page Perfecta
10893
post-template-default,single,single-post,postid-10893,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,,qode-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 
Blog del Diseñador Web Freelance
Landing page de Nike con un deportista corriendo bajo la lluvia

Los 6 elementos de una Landing Page Perfecta

  |   Landing Pages   |   No comment

Una landing page es perfecta cuando te da un porcentaje de rentabilidad elevado. Siempre que diseño landing pages para empresas tengo el mismo bloqueo por parte de mis clientes: quieren resaltar tantas cosas, que es complicado sacarles el mensaje principal, el que hará que su landing page sea perfecta.

 

Para desarrollar los elementos que harán que tu landing page sea perfecta, es fundamental que realices un briefing con determinadas preguntas y respuestas del servicio o producto que quieres vender. Así conseguirás centrar la comunicación en el mensaje principal, y no dispersarla con demasiados “argumentos principales”, que lo único que conseguirán es distraer al comprador potencial y, por lo tanto, perder ventas.

 

Los 6 elementos de una Landing Page Perfecta:

 

1. Potenciar tu argumento principal en la landing page.

No pienses que tu argumento principal es el típico: calidad-precio. Es un error que abarques todo, porque tendrás que demostrar al usuario todo, y perderás el mensaje principal. Voy a poner un ejemplo. Imagina que quieres vender unas lámparas. Pero hay muchos tipos de lámparas: de techo, de pie, para mesas de noche…; y tipos de diseño: vintages, clásicos, modernos…

Si usas tu landing page para vender todo tipo de lámparas, estás perdiendo dinero. Lo mejor es que te centres por ejemplo en un diseño, y que dividas tus landing pages en sectores de usuarios que buscan diferentes diseños. De esta manera podrás dirigirte con mayor efectividad a un usuario que busca un determinado diseño, y por consiguiente acercarte más a tu usuario. ¿Por qué? Porque cada persona se define por unos gustos. Si eres capaz de acercarte a sus gustos, tendrás muchos puntos ganados porque el usuario simpatizará con tu landing page.

Lo más importante para crear un mensaje principal es que simplifiques tus productos o servicios y conozcas a tu target objetivo. Cuanto más conozcas a tu target, venderás con más facilidad.

 

2. La imagen principal de tu landing page.

Una imagen dice más que mil palabras. Esa frase es muy cierta. Si potencias el mensaje principal con una imagen que seduzca o impacte a tus usuarios, provocarás en ellos una necesidad de curiosidad. Querrán leer más información, se interesarán por saber más de lo que les vendes o promocionas. Tiene que ser una imagen con la que los usuarios se sientan identificados. Y si es una imagen viral, mucho mejor, porque multiplicarás tus ventas en redes sociales con los usuarios que las compartan.

Cuando vas por la calle, sobre todo si es una calle principal, sin darte cuenta estás viendo un montón de carteles publicitarios. No los ves conscientemente, pero tu subconsciente sí los ve. La lucha en publicidad es llamar la atención para que tu consciente se de cuenta de ello, de llamar tu atención.

La mejor definición de un cartel que he leído es “un cartel es un grito en la pared”. Una landing page se podría definir igual “una landing page es un grito en la pantalla“. Mira los carteles que te llaman la atención, analízalos. Seguramente que te han llamado la atención por dos motivos: porque su imagen es impactante o porque su argumento principal te interesa mucho. Si unes los dos motivos, el cartel gana muchos puntos en popularidad.

 

 

3. Creatividad sobre todo.

Nada de lo que he dicho anteriormente es válido para crear una landing page perfecta si no lo cuentas con creatividad. La gente no quiere que le hables solo del producto o de tu servicio, quiere que le cuentes por qué vas a mejorar su vida si te compran a ti, sentirse seguros de que han elegido bien, respaldados por un buen servicio post-venta o saber que por fin han encontrado lo que buscaban.

Shakespeare dijo “todo está contado, la diferencia es cómo lo cuentas“. Y es totalmente cierto. Desde que el humano es humano ha desarrollado su creatividad para llamar la atención.

 

4. El diseño minimalista.

Las landing page que no están diseñadas por profesionales, suelen poner nerviosos a los usuarios. Realmente no saben por qué no están a gusto leyéndola, pero en su subconsciente lo tienen claro. No es armónica y tienen tantos elementos, que no se saben bien lo que venden. Simplificar el diseño, elegir los colores adecuados, la tipografía correcta y el estilo de diseño de tu landing page, hará que quien la vea se sienta más cómodo visualmente.

No cometas el error de querer resaltar todo. Resalta solo tu imagen principal y la acción que quieres que hagan, como hacer clic en un botón de comprar. El diseño tiene que guiar, no saturar. Debe de estar categorizado correctamente, es decir lo más importante más destacado y los argumentos de apoyo secundarios en segundo o tercer término. Y sobre todo sintetiza, cuanto más minimalista y limpia sea tu landing page, más eficaz será.

 

5. Los argumentos secundarios.

Siempre tienen que situarse en una posición inferior y ser fáciles de leer. Categoriza con pequeños titulares y resalta tus mejores valores con textos en bold. No hables de argumentos que no tienen que ver con el mensaje principal. Todos tus argumentos secundarios tienen que apoyar el mensaje principal de tu landing page y desarrollarlo, describir el producto o servicio para que al usuario no le quede ninguna duda de nada, ni de las medidas, ni del color, ni del servicio post-venta, ni de cuánto tardará en recibirlo, ni cómo lo puede pagar… Un truco que uso para escribir los argumentos secundarios es ponerme en la piel del usuario e ir escribiendo en un papel todas las dudas que tenga sobre el producto o servicio.

Un consejo, no incluyas argumentos secundarios que no tienen nada que ver con el mensaje principal, sino que lo potencien. Si el usuario sigue leyendo es porque necesita que le convenzas de que lo que prometes es cierto.

 

6. Facilita las cosas.

Si tu intención en tu landing page es captar datos de contacto de usuarios interesados en un tema: facilita el formulario. Si lo que quieres es vender, resalta el botón de compra. Facilitar es simplificar. Una landing page usable y minimalista ahorra tiempo al usuario. Piensa que los usuarios no quieren pensar demasiado, quieren que les facilites la información, no perder su tiempo buscándola. Si no, se irán.

Facilita los botones de compartir en redes sociales. A lo mejor no le interese a ese usuario, pero tal vez conozca a una persona que le interese. Facilita su visualización en todos los dispositivos. Facilita su lectura con tipografías muy legibles. Facilita toda la información. Y dicho esto, vuelvo al principio: categoriza. No resaltes todo en tu landing page. Haz una lista de los elementos más importantes de tu landing page y ordénalos por prioridad. El elemento principal tendrá que estar más destacado que el siguiente elemento, y así sucesivamente.

 

AUTHOR - Estefanía Córdoba

No Comments

Haz un Comentario