Diseñadora Web Freelance WordPress | Creativa - Madrid | Comprender la heurística SEO
10656
post-template-default,single,single-post,postid-10656,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,smooth_scroll,,qode-theme-ver-3.4,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 
Blog del Diseñador Web Freelance

Comprender la heurística SEO

  |   Diseñadora Web, SEO   |   No comment

Si vamos a mantener nuestro sitio Web con la mejor optimización para los motores de búsqueda, tendremos que familiarizarnos con la heurística. Este término se utiliza para reconocer un patrón y resolver un problema, o llegar a una conclusión, de manera rápida y eficiente, consultando lo que ya se sabe de ese patrón particular.
En otras palabras, la heurística es una forma de resolver un problema, aunque no es siempre la forma más precisa. La heurística es importante en la optimización de buscadores, ya que permite variaciones en la forma en que los usuarios buscan una palabra o frase clave. Como hay muchos factores que intervienen en el posicionamiento, combinándose los unos con los otros, la heurística hace posible que estén presentes algunos de estos factores, aunque no todos.

 

Por ejemplo, supongamos que tenemos una agencia de viajes on-line. Si u usuario busca “vacaciones de Semana Santa”, el rastreador del motor de búsquec visitará muchos sitios y dará una puntuación a cada uno de ellos, en función c la relevancia. Puede encontrar un sitio con la frase “algunos escritores tienen s mejores ideas en primavera, en Semana Santa, o cuando están de vacaciones Pero este sitio no tendrá una puntuación muy alta porque no cumple muy bie los criterios base: las palabras clave están separadas y el contexto es incorrecto Además, no es probable que los enlaces de ese sitio estén relacionados con la id de planificar unas vacaciones de Semana Santa. El motor de búsqueda preferir: por lo tanto, su agencia de viajes on-line porque tiene mucho que ver con “vacaciones de Semana Santa”.
Pero el rastreador no mira solamente las palabras de los enlaces, sino que también va a los enlaces para asegurarse de que efectivamente ayudan a las persom interesadas en “vacaciones de Semana Santa”. Si nuestros enlaces no tienen nad que ver con esto, el rastreador puede entender que nuestro sitio es una “granja d enlaces”, diseñada para llamar la atención, que no aporta ningún valor. Pero si ha un porcentaje alto de enlaces relacionados con “vacaciones de Semana Santa” (it formación de viajes, espectáculos al aire libre, casas de turismo rural), entonces rastreador le dará una puntuación alta y pondrá nuestro sitio en la lista que compil para el usuario. Ese usuario es, al fin y al cabo, un cliente del buscador; esperemc que también sea nuestro cliente.

 

El rastreador opera heurísticamente, tomando las mejores decisiones en cada etapa del proceso. Las palabras, clave se aplican en la heurística porque aporta la pauta por la que el problema (la búsqueda) se resuelve. ¿Por qué necesitamos saber todo esto? Si entendemos la pauta mediante la cual nuestro sitio se posiciona comprenderemos lo importante que es elegir y situar correctamente las palabra clave que mejoran nuestra posición en el ranking. Pensemos en esto como si de una regla general se tratara. La heurística proporciona una guía por la que se posiciona un término de búsqueda. Sin embargo, es importante recordar que la clasificación se consigue mediante una combinación compleja de factores, algunos de los cuales no son completamente previsibles. Por tanto, estas directrices son sólo eso, pero ayudan a establecer un estándar para planificar el uso de palabras clave.

 

La heurística de la usabilidad.

 

Jakob Nielsen estableció por primera vez, en 1990, la heurística de la usabilidad de sitios Web. Nielsen desarrolló una lista de diez temas que, al incluirse en el diseño de un sitio Web, hacían que el sitio fuera más fácil de usar por las personas. En 1994, Nielsen actualizó la lista, que ahora incluye los siguientes temas:

 

Visibilidad del estado del sistema.

Este principio dice que el usuario siempre debe saber lo que está pasando, a través del feedback del sistema.

 

Correspondencia del sistema con el mundo real.

De acuerdo con esto, el sistema debe hablar el idioma del usuario. Esto significa que no hay que usar sólo palabras técnicas o que estén de moda. Las palabras clave, las frases y los conceptos deben utilizarse de una forma que resulte familiar al usuario.

 

Control del usuario y libertad.

Este principio afirma que los usuarios toman a menudo decisiones erróneas que realmente no quieren. Por esta razón, es fundamental tener la capacidad de deshacer o rehacer una acción. Un buen ejemplo de esto son los botones Atrás y Adelante de un navegador Web.

 

Consistencia y estándares.

Cuando los usuarios hacen clic en un botón o en una palabra, no tendrían que preguntarse lo que significa esa acción o la palabra. La consistencia y los estándares se aplican tanto a los lenguajes como a las acciones, y deberían ser predecibles.

 

Prevención de errores.

Como los usuarios se frustran con los errores, debemos diseñar nuestro sitio Web teniéndolos en cuenta. Sin embargo, si no podemos evitar que los usuaios puedan cometer algún error, se recomienda utilizar un sistema de confirmación.

 

Reconocer en vez de recordar.

No debemos obligar a los usuarios a recordar las cosas de la pantalla. En vez de esto, crearemos páginas con instrucciones claramente visibles, acciones y objetos. Si tenemos que crear algún elemento con instrucciones adicionales, las haremos fáciles y las marcaremos claramente como instrucciones.

 

Flexibilidad y eficiencia de uso.

Este principio se aplica tanto a los usuarios nuevos como a los usuarios experimentados de su sitio Web. De acuerdo a esta regla, nuestro sitio debe dirigirse a los dos grupos de usuarios, proporcionando acciones personalizables.

 

Estética y diseño minimalista.

Los usuarios quieren que los sitios sean sencillos. Si los productos o servicios que ofrecemos, o la información que proporcionamos, es dificil de encontrar, perderemos visitantes rápidamente. Los usuarios se irán a otro sitio donde puedan encontrar más fácilmente lo que están buscando.

 

Ayudar a los usuarios a reconocer, diagnosticar y recuperarse de los errores.

Los usuarios quieren mensajes de error que les ayuden a navegar por el sitio y a corregir los errores lo más rápidamente posible. Nos aseguraremos de no utilizar mensajes de error crípticos, y ofreceremos unas instrucciones claras y fáciles de seguir.

 

Ayuda y documentación.

Siempre es mejor que los usuarios no tengan que acudir a la ayuda y a los archivos de documentación. Sin embargo, en algunas ocasiones tendrán que hacerlo. Si es así, nos aseguraremos de que la ayuda y los archivos son fáciles de utilizar y están bien escritos, de forma clara y comprensible.

 

El algoritmo siempre-elusivo

Los algoritmos que realmente determinan el posicionamiento son uno de los elementos del marketing de buscadores que causan más confusión. Estos algoritmos son propietarios y muy poca gente, aparte de la que trabaja en las empresas de buscadores, los han visto en su totalidad, aunque sólo un genio en matemáticas podría entenderlos, si los viera. Esto es lo que hace que el concepto de optimización de buscadores sea tan difícil.
El algoritmo de un motor de búsqueda establece una línea de base que sirve para comparar todas las páginas Web. Estas bases varían de un buscador a otro. Por ejemplo, el algoritmo de Google utiliza más de 200 factores para establecer estas bases. Aunque la gente ha descubierto algunas de las partes principales de este algoritmo, no existe ninguna forma de conocerlas en su totalidad, sobre todo sise tiene en cuenta que Google introduce aproximadamente media docena de cambios en su algoritmo cada semana. Algunos de estos cambios son grandes y otros son más pequeños. Todo esto contribuye a la fuerza dinámica del algoritmo.
Sabiendo esto, en el momento de crear nuestro sitio Web (o de actualizar nuestro SEO), podemos mantener algunos principios de diseño. Lo más importante de estos principios es diseñar el sitio para las personas y no para los motores de búsqueda. De modo que, si construimos un sitio de vacaciones de Semana Santa, incluiremos información y enlaces que ayuden a los usuarios a planificar sus vacaciones de Semana Santa.
Si el rastreador analiza nuestro sitio y ve que contiene enlaces a vuelos, festivales al aire libre y casas de turismo rural, entonces sigue estos enlaces usando el algoritmo, y determina si estos están relacionados. Nuestro sitio puntuará más alto si todos estos enlaces están relacionados, mientras que si no tienen ninguna relación, el sitio puntúa bajo.

(Si los enlaces no tienen ninguna relación, el rastreador entenderá que ha creado una “granja de enlaces” y el sitio se posicionará mal o no saldrá en las listas de resultados.) El número misterioso de enlaces relacionados y enlaces ajenos es sólo eso: un número misterioso. Presumiblemente, sin embargo, si el diseño de una página Web de vacaciones de Semana Santa es legítimo, todos los enlaces de la página estarán relacionados de alguna manera. La excepción son los anuncios, que se marcan claramente como publicidad. Otra excepción es una página cuyos enlaces son sólo anuncios que llevan a sitios que no tienen ninguna relación con el tema principal (representado con las pa/abras clave).
Seguramente no le interesará tener un sitio que sólo tenga anuncios; esto disminuirá su ranking. Se puede decir lo mismo de las palabras clave. Algunos buscadores prefieren que se utilice una mayor densidad de palabras clave. El contenido es importante para todos los motores de búsqueda, pero los factores que determinan si éste favorece o perjudica al posicionamiento, difieren de un motor de búsqueda a otro. También están las metaetiquetas, que se evalúan de forma diferente, según el buscador.
Por lo tanto, esta línea de base misteriosa de la que hablamos, varía de un buscador a otro. Algunos motores de búsqueda miran más de cerca los enlaces, otros le dan más importancia a las palabras clave y al contexto y algunos analizan los meta datos. La mayoría de ellos, sin embargo, combina todos estos elementos siguiendo alguna relación, completamente propietaria.
Esto significa que si diseñamos un sitio para los motores de búsqueda, siempre estaremos jugando al gato y al ratón. Si el diseño de su sitio Web es útil para las personas, lo más probable es que siempre permanezca en los buscadores.

 

Por supuesto que la mayoría de estas heurísticas se aplican más concretamente al diseño de sitios Web y menos específicamente a las palabras clave y a la optimización de buscadores. Sin embargo, como el SEO es realmente una parte de la usabilidad del sitio, estos principios son importantes y se deben tener en cuenta en el momento de diseñar el sitio Web y en el momento de aplicar las estrategias basadas en las palabras clave. Como dijimos anteriormente, no debemos diseñar nuestro sitio Web para el SEO. Lo crearemos para los usuarios, añadiendo las estrategias SEO para ganar exposición y posicionamiento. Pensemos siempre en el usuario, en primer lugar. Si los usuarios no llegan a nuestro sitio Web, o no se quedan en él, una vez están ahí, nuestros esfuerzos SEO no habrán servido para nada.

 

AUTHOR - Estefanía Córdoba

No Comments

Haz un Comentario